En Metrocable se irá de Mariche a Palo Verde en 17 minutos

A las 4:00 de la mañana el sol no se ha asomado aún por Mariche, una parroquia del municipio Sucre del estado Miranda, el cual conforma, junto con otras cuatro localidades, el Área Metropolitana de Caracas. Ya a esa hora hay movimiento en la zona.

Julio César Sánchez, un abogado de 32 años que nació y creció en el sector Altamira de Mariche, es uno de esos miles de personas que deben salir de su casa a las 4:00 de la mañana para poder llegar a tiempo al centro de la ciudad capital, donde están ubicados los tribunales y así desempeñar sus labores.

“El transporte ha sido un problema de años aquí en Mariche. Es que la parroquia ha crecido mucho, pero tenemos la misma vialidad, y las líneas de autobuses se han quedado diminutas para la demanda”, comenta.

El drama se da, sobretodo, en las horas pico: entre 5:00 y 7:00 de la mañana, y las 5:00 y 8:00 de la noche. Saliendo a las 4:00 de la mañana de su casa, en el kilómetro doce de la Carretera Nacional Petare-Santa Lucía, Sánchez puede llegar a Petare dos horas después.

El congestionamiento es el culpable, en una vía sinuosa por la que circulan autobuses de al menos nueve líneas, cuenta Jesús García, vecino del sector El Winche, y quien maneja un bus de la ruta comunal.

No menos de treinta bolívares diarios puede pagar Jenny Álvarez, de 35 años, para ir y venir a Petare desde el sector La Lagunita, donde vive, en una línea de carritos por puesto. “En la mañana, en hora pico, se demoran demasiado los autobuses. Las paradas están full y los carros no se dan abasto porque están en la tranca”, narra.

En la noche, dependiendo de la cola, la gente suele optar por esas líneas paralelas que cobran por puesto, y si deciden tomar las vías alternas, el pasaje puede subir hasta a cincuenta bolívares, recalca Julián Velásquez, del consejo comunal de Mariche.

Unas 25 mil personas de Mariche y La Dolorita, de acuerdo con datos del Metro de Caracas, deben salir hacia Caracas entre las 4:00 y las 8:00 de la mañana para llegar a tiempo a sus trabajos.

Ante esta situación, el año pasado, el presidente Hugo Chávez autorizó recursos por 330 millones de dólares para la construcción de un sistema de transporte tipo teleférico que reducirá a sólo 17 minutos el traslado desde el sector Las Tapias, de Mariche, hasta la estación del Metro de Palo Verde: el Metrocable de Mariche, el segundo que funcionará en Caracas para atender a zonas populares.

Más rápido, más barato

Este mes de noviembre, el tramo expreso del Metrocable (el que va directo entre Palo Verde y Mariche) comenzará sus operaciones comerciales para atender a unas 93 mil personas de Petare, Caucagüita, Fila de Mariche, La Dolorita y Santa Lucía. Todos ellos podrán hacer sus viajes bajo la misma tarifa del resto del subterráneo: 1,5 bolívares.

“El Metrocable es, de verdad, tremenda solución para Mariche”, opina Álex Díaz, habitante de la zona e integrante del consejo comunal.

Ese tiempo que ganará la gente con el nuevo sistema de transporte se traducirá en calidad de vida. “Ese tiempo libre lo podemos ocupar en estudiar, pasar más rato con nuestras familias”, dice Frank Hernández, del consejo comunal Nazareno, quien desde hace 25 años vive en el sector Vuelta el Águila, en el kilómetro 17 de la carretera Petare-Santa Lucía.

Asimismo, comentó que tienen conocimiento de que el Metro activará Metrobuses y Metrorústicos que operarán desde la estación del Metrocable en Las Tapias, hasta las comunidades cercanas.

El tramo expreso del Metrocable se extiende por 4,8 kilómetros. Cuenta con 144 cabinas, que viajan a una velocidad de 18 kilómetros por hora, con capacidad de 3 mil personas por hora, a razón de ocho individuos por cabina.

El tramo local, que debe concluirse el próximo año, abarcará las estaciones Palo Verde, Guaicoco, La Dolorita, La Dolorita Bloques y Mariche, a lo largo de 4,84 kilómetros. Incluirá 158 cabinas más, que completarán el recorrido en 25 minutos.

Para los habitantes de Mariche, el Metrocable es un proyecto que tendrá un impacto positivo en su calidad de vida, pero no dejan de llamar la atención al alcalde de Sucre, Carlos Ocariz, y a la Gobernación mirandina en manos de la oposición sobre otros temas: piden más patrullaje policial en la zona, la intervención de la vialidad en mal estado y la construcción de una vía alterna que conecte La Dolorita y La Lagunita.

AVN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s