Archivo de la categoría: Santa Rosalía

Taller repara vehículos en calle de Prado de María

DENUNCIA LA GENTE

En la parroquia Santa Rosalía, específicamente en la calle del Medio de Prado de María, funciona un taller mecánico. Sigue leyendo

Invadieron casa de Francisco de Miranda en Santa Rosalía

DENUNCIA LA GENTE La casa que perteneció a Francisco de Miranda, ubicada entre las esquinas de Gobernador a Candilito, en el casco central de Santa Rosalía, fue invadida.

El 4 de octubre del año pasado un grupo de personas tomó la casa para vivir, sin tomar en cuenta su valor histórico. Sigue leyendo

Instalan tarantines en aceras de La Bandera

DENUNCIA LA GENTE

Los trabajadores de la economía informal tienen invadidas con sus tarantines las aceras en el sector La Bandera, parroquia Santa Rosalía.

Vendedores de churros, pinchos y otras mercancías se apostan en las inmediaciones de la estación del Metro. Sigue leyendo

Carro sobre la acera

En la avenida Capitán de Navío Luis Estévez de El Cementerio, en la parroquia Santa Rosalía, hay un carro abandonado que fue dejado sobre la acera interrumpiendo el paso peatonal. Sigue leyendo

Alcaldía de Caracas realiza mantenimiento integral en tres parroquias de Caracas

Con el propósito de continuar con el mantenimiento de la ciudad capital, la Corporación de Servicios Municipales Libertador realizó una jornada de poda de árboles en la plaza El Venezolano, ubicado en la parroquia Santa Teresa de Caracas. Sigue leyendo

El Cementerio presentó plan de trabajo a la Policía Nacional

La Comuna Socialista de El Cementerio presentó a la Policía Nacional Bolivariana un plan de trabajo que permita reforzar la seguridad en toda la parroquia Santa Rosalía. Sigue leyendo

En Puente Hierro hornean pan al calor del pueblo

Foto Freddy Molina

Freddy Molina

Aun cuando se intente describir objetivamente el trabajo que se lleva a cabo dentro de la Cooperativa Bombón Criollo, no hay manera de visitarla y escaparse sin la boca hecha agua. Y es que frente a semejante desfile de panes, tortas y bizcochos, cada uno más apetitoso que el anterior, el ánimo dulcero se despierta y sólo entregándose a los encantos del azúcar puede uno alejarse de aquella fábrica de delicias. Sigue leyendo